Una nueva belleza

Una nueva belleza
Una nueva belleza que sólo yo reconozco: la que brota de mi alma

lunes, 18 de abril de 2016

El Papa en la rueda de prensa al regreso de Lesbos: ‘Daban ganas de llorar’ Francisco comenta su encuentro con los refugiados, habla sobre migración y de las familias que regresaron con él en el vuelo

18 ABRIL 2016

El papa viaja a Lesbos @L'Osservatore Romano
El Papa Viaja A Lesbos @L'Osservatore Romano
(ZENIT – Roma).- En el regreso de su viaje a la isla griega de Lesbos el papa Francisco respondió en el avión durante unos 25 minutos a las preguntas de los periodistas que le acompañaron, en particular sobre los 12 refugiados que el Santo Padre llevó en el avión hacia Italia.
Inmigrantes e integraciónEl Papa precisó que “estas tres familias tenían los documentos en regla y se podía hacer. Había dos familias cristianas que no tenían los documentos en regla… No es un privilegio, todos son hijos de Dios”. Y sobre el hecho que los terroristas sean hijos o nietos de inmigrantes musulmanes señaló: “No ha habido una política de integración”.
El Papa indicó entender que algunos pueblos tengan un cierto miedo de los inmigrantes. “y uno de los aspectos es justamente cómo integrar a estas personas. Siempre he dicho que hacer muros no es una solución; en el siglo pasado vimos la caída de uno… No se resuelve nada. Debemos hacer puentes, pero los puentes se hacen inteligentemente, con el diálogo, la integración”.
Los dibujos de los niñosEl Papa mostró algunos de los dibujos que le regalaron los niños y señalo que después de ver el campo de refugiados “daba ganas de llorar. ¿Qué quieren estos niños? Paz”. Y mostró: “Este es un dibujo en el que se ve a un niño que se ahoga. Esto lo tienen en el corazón; hoy, de verdad, daban ganas de llorar”.
Refugiados o migrantesUnos huyen de la guerra y otros del hambre, “ambos son efecto de la explotación”. El Pontífice señaló que es necesario “hacer obras buenas tanto para quienes huyen de las guerras como para quienes huyen del hambre”.
Sobre los 12 refugiados que volvían con él en el vuelo, el Santo Padre dijo: “No respondo con una frase mía. Le preguntaron a la Madre Teresa de Calcuta: ¿por qué tanto esfuerzo y tanto trabajo solo para acompañar a las personas a morir? Y ella: es una gota de agua en el mar, pero después de esta gota, el mar ya no será el mismo”.
Política económica de austeridadSobre el tema Francisco señaló que cuando habla de austeridad se refiere a evitar el desperdicio. “Escuché en la FAO que con la comida desperdiciada se podría resolver el hambre en el mundo, y nosotros, en nuestra casa, ¡cuántos desperdicios hacemos sin quererlo! Es esta la cultura del descarte y del desperdicio. Uso la austeridad en sentido cristiano”.
El candidato SandersEl Santo Padre señaló que este sábado 16 cuando salía de su cuarto hacia el aeropuerto allí “estaba el senador Sanders, que vino al congreso sobre la “Centesimus annus””. Precisó que el saludo fue “nada más un apretón de manos. Esto se llama educación, no mezclarse en la política. Si alguien cree que saludar es inmiscuirse en la política, le recomiendo que se busque a un psiquiatra”.
Amoris laetitiaInterrogado sobre la exhortación «Amoris laetitia» y si ha cambiado algo o nada para que los divorciados que se han vuelto a casar accedan a los sacramentos, el Papa respondió: “Yo puedo decir que sí. Pero sería una respuesta demasiado pequeña. Les recomiendo que lean la presentación del documento que hizo el cardenal Schönborn, que es un gran teólogo y que ha trabajado en la Congregación para la Doctrina de la Fe”.
Y sobre el motivo por qué en la exhortación puso en una nota y no en el texto el tema del acceso a los sacramentos para los divorciados y vueltos a casar, el Santo Padre respondió:
Cuando convoqué al primer Sínodo, la gran preocupación de la mayor parte de los medios era: ¿podrán comulgar los divorciados que se han vuelto a casar? Como yo no soy santo, esto me dio un poco de fastidio y un poco de tristeza. Porque esos medios no se dan cuenta de que no es ese el problema importante. La familia está en crisis, los jóvenes ya no quieren casarse, hay una disminución de la natalidad en Europa que es para llorar, la falta de trabajo, los niños crecen solos… Estos son los grandes problemas. No me acuerdo de esa nota, pero si está en una nota es porque se trata de una cita de la «Evangelii gaudium».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada