Una nueva belleza

Una nueva belleza
Una nueva belleza que sólo yo reconozco: la que brota de mi alma

jueves, 31 de diciembre de 2015

La primera felicitación navideña se remonta al siglo XIX de la mano de Henry Cole, un diseñador británico que en 1843, el mismo año que Charles Dickens escribió 'Cuento de Navidad', encargó al dibujante John Callcott Horsley la ilustración de la primera tarjeta navideña que envió a sus amigos y que después comercializó a un chelín cada una.La estampa de una familia que bebía vino junto con un niño pequeño se manifestó polémica, pero la idea fue más que pionera. De hecho, Cole se convirtió en el culpable de que con la llegada de la Navidad las casa se llenen de Chritsmas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada