Una nueva belleza

Una nueva belleza
Una nueva belleza que sólo yo reconozco: la que brota de mi alma

martes, 22 de septiembre de 2015

La vida cotidiana está llena de distracciones y pequeños olvidos. Sin embargo, después de los 45 años de edad, hay que prestarle atención a la falla de la memoria de sucesos recientes y consultar a un especialista para determinar su posibles causas.

65% de los casos de demencia son por Alzheimer

En Venezuela existen 150.000 casos reportados de la enfermedad

imageRotate
La falta de memoria es el principal síntoma CORTESÍA
EL UNIVERSAL
martes 22 de septiembre de 2015  12:00 AM
La vida cotidiana está llena de distracciones y pequeños olvidos. Sin embargo, después de los 45 años de edad, hay que prestarle atención a la falla de la memoria de sucesos recientes y consultar a un especialista para determinar su posibles causas. 

La imposibilidad para recordar puede ser síntomas de la pérdida de concentración debido a factores como el estrés, pero también se puede deber a una afección neurológica denominada Alzheimer.

Según un reporte de Alzheimer's Disease International (ADI), existen 46.8 millones de personas en el mundo con demencia, de los cuales entre el 60% y 75% de los casos se debe a la enfermedad de Alzheimer. 

En Venezuela, los casos de demencia se aproximan a 150.000, la mayoría de ellos por alzheimer, informó el psiquiatra Alberto Mendoza.

El especialista en psiquiatría geriátrica, explicó que la hipertensión, diabetes, sedentarismo y malos hábitos alimenticios, son factores de riesgo para desarrollar la demencia tipo Alzheimer. También indicó que los antecedes de familiares de demencia, la depresión y el bajo nivel educativo (poca actividad mental) favorecen la aparición del trastorno. 

"Aunque no tiene cura, la detección precoz ayuda a hacer más eficaces los tratamientos, los cuales tienen como objetivo desacelerar el deterioro neurocognitivo y ofrecer una mejor calidad de vida", precisó el doctor. 

El alzheimer se caracteriza por ser una enfermedad degenerativa del cerebro que conduce a la pérdida lenta y progresiva la memoria, capacidad de aprender, razonamiento lógico, cálculo, análisis de situaciones y cambios en el comportamiento. 

En un informe la ADI acota que el entorno familiar puede darle a la persona afectada la valoración y el apoyo que necesita para enfrentar su situación. A pesar de la pérdida de alguna facultad, el individuo aún conserva alguna de sus capacidades y todavía tiene una conexión emocional con las personas y su medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada