Una nueva belleza

Una nueva belleza
Una nueva belleza que sólo yo reconozco: la que brota de mi alma

jueves, 27 de agosto de 2015

Álvaro Villegas, miembro de la Asociación de Clínicas, explicó que el pago que otorga el IVSS por cada abuelo no alcanza para cubrir los gastos de enfermeros, médicos, nutricionistas y alimentación.

IVSS no subsidia ni la mitad de los gastos de los geriátricos

Pacientes del Chivacoa fueron trasladados a otros centros subsidiados por el IVSS | Foto Raúl Romero
Pacientes del Chivacoa fueron trasladados a otros centros subsidiados por el IVSS | Foto Raúl Romero
Asoclinap señala que el déficit del monto que paga el Seguro Social por paciente es de 62% y eso afecta a la cantidad de personas que se necesita para atenderlos
    El geriátrico Chivacoa, en el que murieron ocho mujeres, varias de ellas de la tercera edad, debido a un incendio en las instalaciones, prestaba sus servicios al Instituto Venezolano de Seguro Social y solo tenía 2 enfermeros para cuidar a 40 personas mayores, cuando la Organización Mundial de la Salud establece que se debe tener a un cuidador por cada 10 pacientes.
    Álvaro Villegas, miembro de la Asociación de Clínicas, explicó que el pago que otorga el IVSS por cada abuelo no alcanza para cubrir los gastos de enfermeros, médicos, nutricionistas y alimentación.
    Desde mayo, el IVSS otorga 1.049,63 bolívares diarios por cada cama cuando el costo de estos pacientes crónicos, que padecen demencia, alzheimer o sufrieron un accidente cardiovascular aunado a problemas metabólicos, tiene un costo de 2.800 bolívares diarios; es decir, el déficit del subsidio es de 62%. Antes de esta situación el IVSS solo pagaba 580 bolívares por día.
    Desde Asoclinap alertan que hay un déficit de camas para una sociedad que cada vez es más longeva. El informe Global Age Watch 2014 —elaborado por la organización británica HelpAge International—, califica a Venezuela como una de las peores naciones para envejecer y alerta que en menos de cuatro décadas 22% de la población estará compuesta por adultos mayores.
    En el país hay 68 residencias socioasistenciales distribuidas en 8 estados y el Distrito Capital, pero para atención geriátrica y geronto-psiquiátrica hay 31 lugares con subsidio: 21en Caracas y 10 ubicadas en Miranda, Carabobo, Vargas y Anzoátegui. El IVSS cubre la atención de 5.000 pacientes, incluso tercera edad, farmacodependientes, HIV y enfermedades psiquiátricas.
    Los cuidados para estos pacientes crónicos en una clínica o casa asistencial privada oscilan en la actualidad entre 50.000 y 120.000 bolívares, cuando el IVSS solo costea 31.489 bolívares al mes.
    Las visitas del Seguro Social para inspeccionar las residencias son máximo tres veces al año y la mayoría están habilitadas en casas.
    MP Investiga. La fiscal general Luisa Ortega Díaz designó a Heyker Campione, fiscal 27° del AMC, para dirigir una investigación y determinar si existió negligencia o malas condiciones del albergue en el que se encontraban las víctimas que murieron por quemaduras y asfixia en el geriátrico ubicado en Chacao.
    “Hay que dignificar y respetar las condiciones de vida y asegurar que este tipo de establecimientos cumpla con las normas de seguridad, higiene y protección”, dijo la fiscal en su programa de radio Justicia y Valores.
    El DATOSe conoció que el IVSS solicitó 15 cupos a la Clínica Rafael Rangel, ubicada en San Bernardino, para las víctimas del incendio, pero solo se aceptaron a 3 de los afectados. En esta casa ya había 58 adultos mayores y solo 4 enfermeras por turno, 15 pacientes para cada una. También se solicitó cupo para la Casa Hogar Las Colinas, en la Alta Florida, que tenía 40 abuelos y 2 enfermeros por turno, 20 para cada uno.

    "La clínica Chivacoa no tenía las mejores condiciones para funcionar"

    Dos enfermeros estaban de guardia en el momento del accidente y trabajaron mucho para luchar contra el incendio mientras llegaban los bomberos. Los vecinos ayudaron a apagar el fuego con tobos llenos de agua. El extintor de fuego estaba dañado.

    NATALIA MATAMOROS |  EL UNIVERSAL
    lunes 24 de agosto de 2015  10:28 AM
    Caracas.- Familiares de dos de las ocho personas fallecidas en el incendio ocurrido la noche de este domingo en la Clínica de Chivacoa situada en Chacao, señalan que dicho centro no tenía las mejores condiciones para funcionar como centro de atención pues es un sitio muy encerrado. Además, el extintor estaba dañado.

    María Alarcón, de 61 años, quien tenía un mes recluida con Alzheimer, murió acostada en su cuarto. Así lo indicó su hija Giuliana Alarcón.

    Este familiar indicó que el siniestro se originó cerca de las 7:00 p.m. cuando alguien enchufó un cargador de teléfono. El tomacorriente comenzó a echar chispas y prendió fuego.  Se enteró por twitter.

    Dijo asimismo que allí trabajan un total de cuatro enfermeros que trabajan en dos turnos, 24 x 24. Es decir, que por cada turno de 24 horas laboran dos y están a cargo de todos los pacientes. Dos de ellos estaban de guardia en el momento del accidente y trabajaron mucho para luchar contra el incendio, mientras que los vecinos ayudaban a apagar el fuego con tobos llenos de agua. 

    Por otro lado, Lisbeth Carrero, sobrina  de María Dolores Méndez (40), otra de las personas que murió, dijo que se había enterado del siniestro por twitter y TV.

    Méndez llevaba dos años hospitalizada por problemas psiquiátricos.

    En la clínica había recluidas 40 damas.

    Lisbeth Carrero señaló que a los que sufrían trastornos psiquiátricos los amarraban.

    Los vecinos de la calle Mohedano aún están en shock. Chrtistian Ferreira, residente del edificio Las Piedras, explica que ellos tuvieron que romper los candados y cerraduras para poder entrar y sacar de entre las llamas a los enfermos, quienes gritaban su nombre pidiendo ayuda.

    Ferrera salvó a tres pacientes e indica que los bomberos tardaron 40 minutos en llegar.

    Los vecinos se percataron de que algo pasaba pues empezaron a oler a quemado, y los bomberon tardaron 40 minutos en llegar.

    Hay una salida de emergencia pero tiene una puerta y una reja y estas se encontraban cerradas anoche.

    Los pacientes ayer comentaban que los héroes de este siniestro fueron los vecinos.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada