Una nueva belleza

Una nueva belleza
Una nueva belleza que sólo yo reconozco: la que brota de mi alma

jueves, 27 de agosto de 2015

En Venezuela existen 2,7 millones de personas que superan los 65 años

"No puedo sacar de mi mente los quejidos de los abuelos"

Ocho mujeres de la Casa de Reposo Chivacoa murieron en el incendio

imageRotate
Dos habitaciones del centro de cuidado de ancianos quedaron consumidas por el fuego ADOLFO ACOSTA
NATALIA MATAMOROS |  EL UNIVERSAL
martes 25 de agosto de 2015  12:00 AM
El lunes en la mañana Emma Blanco estaba recogiendo las prendas de vestir de su esposo Humberto Vielma, uno de los sobrevivientes del incendio registrado el domingo en la Casa de Reposo Chivacoa, ubicada en La Castellana que dejó ocho personas muertas.

Blanco todavía no podía creer lo que ocurrió. Mientras clasificaba la ropa que se salvó de las llamas relató que tiene a su esposo de 69 años internado en ese centro por un problema cerebral. Ayer al final de la tarde ella estaba preparando la cena. Vive en el sector Pedregal, detrás de la casa de reposo y una vecina a las 6:45 p.m. corrió para decirle que el centro se estaba quemando, que corriera. 

"Cuando llegué a mi esposo lo habían ayudado a salir. Estaba asfixiado, le pusieron una máscara de oxígeno. El estaba durmiendo en la habitación y el olor a quemado lo despertó y gritó. Los vecinos que se activaron lo sacaron por la ventana. Así hicieron con otros 28 abuelos que desesperados pedían que los salvaran. Algunos no podían moverse por cuenta propia", dijo la mujer. 

Explicó Blanco que las llamas se propagaron después que una de las pacientes conectara el cargador del celular en un pasillo. Echó chispazos y el fuego se extendió. No hubo mucho tiempo. Ellos eran atendidos por dos enfermeros. Uno de ellos salió a comprar comida y cuando regresó las dos habitaciones principales ardían. 

Vecinos de los edificios cercanos al observar la humareda no tardaron en actuar. Uno de ellos fue Christian Ferreira. "Escuché los gritos y forzamos una de las rejas del garage. Como pude saqué a tres por la ventana. Estoy en shock. No he podido sacar de mi mente los quejidos de los abuelos pidiendo que los ayudara a salir de ese infierno", comentó.

Betsy Sosa, vecina del barrio Pedregal también participó en el rescate. "Uno de los extintores no funcionó. Los conserjes de otros edificio sacaron mangueras y como pudimos sacamos a la mayoría de los internos. Los Bomberos del Distrito Capital tardaron 40 minutos en llegar. Su labor se limitó a extinguir y refrescar el sitio del siniestro. La directiva del centro que recibe subsidio del Seguro Social no ha aparecido". 

A la morgue de Bello Monte ltrasladaron los cuerpos de las ocho damas que murieron en la combustión. Tres de ellas perecieron carbonizadas y las cinco restantes por asfixia. Las identificaron como Marlene Lozada (66), Adelaida Ávila (55), Nieves García (60), Yolanda Laya (75), María Alarcón (60), María García (74), María Melendez (40) y Luisa García (72).

Yuliana Alarcón, sobrina de María Alarcón, quien murió asfixiada en el siniestro, denunció que el lugar es pequeño para que funcione como centro de atención de personas con problemas psiquiátricosy ancianos. "La mayoría de los extintores no funcionan y el lugar es encerrado".

Ramón Muchacho, alcalde de Chacao, informó que de los 28 rescatados 18 son atendidos en el hospital Domingo Luciani, mientras los estabilizan y los reubican en otro lugar. Los 12 restantes están en casa de familiares. El Ministerio Público designó a la fiscal 27, Heiker Campione para que dirija las averiguaciones del caso.

Atención geriátrica clama por fiscalización y reforma

En Venezuela existen 2,7 millones de personas que superan los 65 años

imageRotate
Pacientes geriátricos a menudo recluidos con enfermos psiquiátricos VENANCIO ALCÁZARES
NATALIA MATAMOROS , IRENE SARABIA M.|  EL UNIVERSAL
miércoles 26 de agosto de 2015  06:18 AM
Los 16 pacientes provenientes de la Casa Hogar Chivacoa, de La Castellana, sobrevivientes al incendio que se registró el pasado domingo, en donde murieron ocho personas, fueron trasladados a nuevos centros asistenciales. Tres fueron llevados a la Clínica de Reposo Rafael Rangel, adscrita al Seguro Social, ubicada en la Av. Los Próceres de San Bernardino. Otro grupo será reubicado en la Casa Hogar Las Colinas, situada en la Alta Florida.

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, informó que comisionó a la fiscal 27 del Área Metropolitana de Caracas, Heycker Campione, para determinar si hubo negligencia o si las instalaciones no reúnen las condiciones para atender a los miembros de la tercera edad. "Se debe dignificar, respetar y asegurar las condiciones de vida de los adultos mayores. Insto a velar porque en estos establecimientos se cumplan las medidas de seguridad, higiene y protección", indicó.

Sobre este tema, el geriatra y director científico de la Fundación Alzheimer de Venezuela, Aquiles Salas, aseguró que hay insuficiencia de camas y especialistas para atender a pacientes geriátricos.

En la región de Distrito Capital existen más de 65 residencias socioasistenciales (RESA) para atender pacientes geriátricos, psiquiátricos y fármaco dependientes. A propósito de esto, Salas aseguró que ubicar a estos tres tipos de pacientes en un solo centro asistencial es una falla estructural muy grande para las casas de reposo, tanto públicas como privadas. "Cada persona recluida tiene un nivel de necesidades especiales. Debe existir una proporción adecuada entre la dependencia de los pacientes y el recurso humano que lo atiende".

Salas apuntó que con el aumento de la expectativa de vida en el país se ha registrado un crecimiento interanual del porcentaje de personas mayores de 65 años. Según estadísticas, 7% (cerca de 2,7 millones de personas) de la población venezolana está conformada por adultos mayores. Esto impone la necesidad de revisar las políticas de atención al adulto mayor institucionalizado, considera Salas. En su opinión, la misma se encuentra rezagada y su estructura es deficiente.

El costo de manutención de una persona recluida en una casa de reposo se ubica entre Bs 60 y 90 mil y según la Asociación de Clínicas (Asoclinap) el Instituto Venezolano de Seguro Sociales (IVSS) tiene cinco mil subsidiados de la tercera edad en RESA y el monto de asignación mensual por cada abuelo asciende a Bs 31 mil.

De acuerdo al artículo 38 de la Ley de Servicios Sociales, promulgada en 2005, el Instituto Nacional de Servicios Sociales (Inass) es el ente que "evaluará anualmente de manera ordinaria o antes cuando el caso así lo amerite, la situación de la persona protegida y determinará la continuidad o no de la calificación o su modificación". Pero se conoció, de manera extraoficial, que la institución actualmente tiene limitadas estas inspecciones por impedimentos logísticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada