Una nueva belleza

Una nueva belleza
Una nueva belleza que sólo yo reconozco: la que brota de mi alma

miércoles, 4 de marzo de 2015

Otra obsesión en hombres y mujeres después que arriban a los 50 años, luchar contra su evolución física humana por una Obsesión por adelgazar, volver a ser como cuando tenían 20 años, llegando a establecer programas en los que comer no guarda relación lógica con la necesidad de alimentarse del cuerpo humano o se vuelve un motivo de preocupación y/o sufrimiento entramos en el terreno de lo que en psiquiatría se denominan Trastornos de la conducta alimentaria.

Obsesión por adelgazar

Cuando comer no guarda relación lógica con la necesidad de alimentarse del cuerpo humano o se vuelve un motivo de preocupación y/o sufrimiento entramos en el terreno de lo que en psiquiatría se denominan Trastornos de la conducta alimentaria.

PEDRO DELGADO MACHADO |  EL UNIVERSAL
miércoles 4 de marzo de 2015  12:00 AM
Alimentarse es un acto fisiológico que llena una necesidad del organismo y que generalmente produce placer. Cuando comer no guarda relación lógica con la necesidad de alimentarse del cuerpo humano o se vuelve un motivo de preocupación y/o sufrimiento entramos en el terreno de lo que en psiquiatría se denominan Trastornos de la conducta alimentaria, uno de ellos  denominadoanorexia nerviosa, caracterizado por:

1. Tendencia obsesiva a mantenerse por debajo del peso normal que debería tener la persona según su edad y sexo.

2. Temor irracional a ser obeso o a ganar de peso, aun cuando sea obvio para todos que la persona está por debajo de su peso normal.

3. Alteración severa en la percepción de la imagen corporal (se percibe más gorda(o) de lo que en realidad está), exageración de la importancia de la figura y negación del peligro que representa estar desnutrida(o).

4. En el caso de las mujeres (donde se presenta más frecuente), falta de menstruación por tres meses consecutivos en mujeres que ya le ha venido la regla.

Otro trastorno es la bulimia nerviosa, caracterizada por :

1. Comilonas o atracones repetidos. Ingesta compulsiva de exceso de comida en corto período de tiempo. Esto se acompaña de la sensación de pérdida de control sobre la cantidad de alimento que se ingiere.

2.  Tendencia a provocarse el vómito, utilizar diuréticos y laxantes o hacer ayunos o ejercicios exagerados para evitar el aumento de peso, como una conducta compensatoria al comer excesivo.

3. Exceso de importancia a la silueta corporal, y autoevaluación demasiado influida por el peso corporal.

Ambos cuadros se caracterizan por preocupación exagerada por el peso corporal o la silueta, y dificultad para controlar la cantidad de comida que se ingiere. Se come en exceso o en defecto y se tiene un temor exagerado a engordar. Pueden presentarse solos o combinados en una misma persona. Más de 50% de las pacientes anoréxicas desarrollan síntomas bulímicos y un grupo de pacientes bulímicos presentan anorexia.

Son más frecuentes en mujeres que en hombres en una proporción de 10 mujeres por cada hombre. Se ha notado que la prevalencia (cantidad de casos) aumenta en países de habla hispana como España, Argentina, Colombia y Venezuela. Comienza en edad temprana de la adolescencia y cursa acompañado por depresión, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de ansiedad o de personalidad. Se ha estimado que 5% de mujeres en edad adolescente sufren de anorexia nerviosa y 1% de bulimia.

El tratamiento de estos casos no es fácil pues en un alta proporción estas pacientes no se sienten enfermas y piensan que sus preocupaciones son razonables. Con frecuencia, el problema angustia mucho a la familia que comprende que algo anormal está ocurriendo pero se siente impotente por no saber cómo manejar la situación.

Lo ideal es que este tipo de pacientes sea tratada por un equipo multidisciplinario que como mínimo sea conformado por un psiquiatra, un internista y una nutricionista. En HUMANA hemos conformado un equipo.

Fundación HUMANA 58 212 2846015  2862912
www.fundacionhumana.org
Twitter: @fundacionhumana, Facebook: fundacionhumana,
correo: comunicaciones@fundacionhumana.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada